Últimas Noticias
  • No items

¡Joder tío, que Silvazo!

Copa Libertadores 2012: Boca Jrs. 2 – 1 Unión Española

En un partido pobre en la futbolístico pero gigante en corazón, Boca sacó adelante un match que por momentos estuvo cuesta arriba y se lo llevó 2 a 1, gracias a los goles de Riquelme y Silva. El empate de los chilenos lo había hecho Jaime. La revancha será el próximo miércoles en el Santa Laura de Santiago de Chile. Se vaticina, una definición infartante.

BUENOS AIRES – Mucho hinchas Xeneizes afirmaban que Boca golearía a Unión Española en la previa. Varios vaticinaban que el partido sería de un trámite sencillo y que los Hispanos vendrían a defenderse a la mítica Bombonera. Nada de eso pasó. Los chilenos se le plantaron de igual a igual, tuvo la posesión del esférico la mayor parte del partido e hizo ver al equipo de Falcioni, opaco, deslucido, lento, mal en la marca y juego aéreo, en pocas palabras el Xeneize la sacó barata. Una vez más la rebeldía, el coraje, amor propio y corazón fueron pilares fundamentales en los que se apoyaron los jugadores locales a falta de buen fútbol. El equipo alcanzó a reaccionar a tiempo y pudo, al menos, llevarse el match que fue heavy de principio a fin. Probablemente desde hoy, a muchos no les será desconocido Unión Española.

La Bombonera se volvió a vestir de gala para recibir una llave de eliminación directa de esas dramáticas que está acostumbrado a ganar “como sea” y más que nunca esa fue la fórmula para ganar. Cuando dominaba más Unión Española cayó el gol de Riquelme a los 24’, Boca ganaba 1 a 0. Nadie se explicaba cómo se ganaba, pero lo cierto de todo es que así era. Parecía que la visita sintió el golpe pero no fue así. En la etapa final, a los 27’, balón profundo a las espaldas de Schiavi y Insaurralde quienes siempre perdieron cuando de juego aéreo o rapidez de trataba para que apareciera Jaime y sin titubear batió a Orión, contra todos los pronósticos, la historia era 1 a 1. Boca sintió el golpe, el cuadro Hispano dominaba pero se conformaba con la igualdad y no se atrevió a ganarlo. Sobre el final el Xeneize acorraló a los chilenos y a los 89’ centro de Mouche a Silva para que el charrúa colocara el 2-1 final.

Boca se vio muy lento, ni Fluminense en su triunfo en la Bombonera lo hizo ver así. Lentos en las marcas, y transición de la pelota, siempre había dos jugadores forasteros libres para jugar y hacer jugar a sus compañeros. Sosa y Clemente fueron, casi siempre, superados. Erviti cometió muchos errores, Cvitanich ni apareció y Riquelme, a pesar de su gol, estuvo flojo en ser el eje del equipo. Boca extraño mucho a Somoza y Roncaglia. Lo más importante de todo es que se ganó y aunque sea sólo un gol de diferencia, serán ellos lo que deban buscarlo en su casa, aunque claro, Boca lo irá a ganar a Chile. Quedó claro que cuando todos daban a Boca por muerto cayó el 2º, quizás sí lo subestiman vuelva a ser protagonista de proezas históricas de visitante, como Boca sabe hacerlo. La vuelta será el próximo miércoles en el Santa Laura de Santiago de Chile, donde seguramente el clima será totalmente hostil y el partido, simplemente, no apto para cardiacos. Promete ser una definición infartante.

Twitter: @juarezriquelme

Dejá tu comentario

About The Author

Related posts